La naturaleza como elemento curativo

La naturaleza como elemento curativo

El proceso de convalecencia es muy importante en la recuperación de cualquier paciente.

Estudios clínicos han revelado la importancia de la actitud positiva del paciente para evolucionar hacia una recuperación más rápida, sin embargo, también existen otros factores externos juegan un rol definitivo en el mejoramiento de la salud de los pacientes.

Hace algunos años atrás, por ejemplo, Hunter Doherty Adams, posteriormente conocido como “Patch Adams” fue un médico estadounidense que inició lo que consideraba una terapia alternativa en la curación de pacientes, principalmente niños, en período de convalecencia.

Este galeno, a través de estudios realizados, descubrió que aquellos pacientes que habían estado expuestos a situaciones jocosas y que habían tenido mayores oportunidades de reír, mostraban un proceso curativo más acelerado de quienes no habían experimentado tal situación.

Durante el estudio, Adams visitaba la sala de pediatría, vestido con un atuendo muy característico con una llamativa nariz roja, típica de la que usan los payasos, y se disponía a contar historias y hacer actos que generaban la risa de los niños; situación que les hacía olvidar momentáneamente los padecimientos por los que estaban atravesando.

Esta terapia, que luego se fue modificando por medio de estudios más profundos, es conocida hoy día como risoterapia y es muy utilizada no solo en pacientes de pediatría, sino en adultos.

Hoy día se ha demostrado que las manifestaciones de felicidad son consideradas herramientas naturales que prolongan los estados de bienestar físico y sicológico e incluso van más allá de la recuperación por situaciones de enfermedad o cirugías, sino que también son utilizadas como terapia alternativa en la curación de adicciones y otros padecimientos humanos.

El legado de Hunter Doherty Adams, en cuyo honor se realizó la película conocida como Patch Adams estrenada en el año de 1998, comprobó que la relación entre la risa y la salud estaba infravalorada y gracias a sus estudios hoy día se han establecido procedimientos protocolares donde la terapia de la risa es utilizada para fortalecer la relación médico-paciente.

El buen humor ayuda a ver los problemas con otra actitud y nos lleva a encontrar soluciones más fácilmente, causando una impresión muy positiva en los pacientes, mientras se fortalecen los sentimientos de confianza y entendimiento mutuo entre las personas.

Evolución del proceso curativo

Desde épocas ancestrales, durante el auge del imperio en la antigua Grecia se establecían templos especiales que estaban dedicados a Asclepio, dios de la sanación en la mitología helénica donde se rodeaba a pacientes de naturaleza, música y obras de arte, con el propósito de restaurar la armonía y promover la sanación con la ayuda del efecto generado por la luz natural, la tranquilidad y el aire fresco circundante.

Las tendencias de decoración de interiores modernas han entendido claramente lo demostrado en varios estudios, estableciendo la correlación entre una sanación integral más rápida y un diseño con las mejores condiciones posibles para que la naturaleza pueda actuar, además del uso de colores más amigables en las habitaciones.

En clínicas, hospitales y centros de atención a la salud que han adoptado estas tendencias son evidentes los beneficios obtenidos a favor de sus pacientes.

A esta tendencia se le conoce con el nombre de Diseño Sanador. Este diseño hace énfasis en la distribución del mobiliario en el espacio geográfico, la arquitectura, psicología ambiental, el paisajista y el diseño interior.

Muchas clínicas y hospitales se han dado a la tarea de renovar sus espacios integrando el Diseño Sanador en respuesta a la necesidad de ambientes más armónicos y confortables.

Estudios científicos experimentales han puesto en evidencia como los cambios realizados en el diseño de centros de atención de salud, ayudan a reducir notablemente los niveles de estrés de pacientes aliviando las consecuencias derivadas del mismo, como la ansiedad, preocupación, tristeza, alza de presión arterial, tensión muscular y alteración del sistema nervioso entre otros.

Dentro de algunas acciones que se toman en cuenta para la implementación de diseños senadores están el uso de nuevas paletas de colores, reducción de fuentes de ruido con el uso de materiales absorbentes del ruido, habitaciones más amplias con mobiliario de diseño moderno, ventanales con vista hacia jardines o lugares con vegetación abundante y buena luz solar, colocación de cuadros o murales con temas de naturaleza y minimizar la interrupción del descanso del paciente por medio del uso de monitores e intercomunicadores y acceso a áreas de esparcimiento al aire libre.

Si bien los beneficios de incorporar espacios y diseños sanadores es promover individuos integralmente sanos,  se extienden también a quienes laboran en estos lugares, y así generamos comunidades sanas que rendirán más al estar en un ambiente de trabajo más comprensible, reductor de niveles de estrés.

Un hospital de primer mundo en Cartagena

El Centro Hospitalario Serena del Mar ha considerado la integración de la naturaleza como fuente de sanación para sus pacientes.

El diseño arquitectónico de Moshe Safdie ha incorporado elementos naturales en las secciones exteriores del complejo, que está rodeado de verdor y otros elementos naturales como el agua en los canales que se encuentran a orillas del complejo.

Pero lo más importante es que en la parte interna se han estipulado espacios para la disposición exclusiva de plantas cuya naturaleza está muy adaptada para complementar y armonizar con las necesidades arquitectónicas del complejo.

Este centro médico de cinco pisos, en los que se atenderá una amplia gama de servicios médicos, promete convertirse a futuro en uno de los más emblemáticos hospitales de la región y sumará a la oferta existente en la actualidad, 409 nuevas camas para atender la demanda de la población.

Proyecciones realizadas por el equipo médico ha calculado que se estará en capacidad de atender aproximadamente unas 70 a 80 mil urgencias anualmente, lo que se traduce en alrededor de unas 5,800 urgencias mensuales y casi 200 por día.

En cada una de sus cinco alas se tiene contemplado que las habitaciones de los pacientes tengan vista a los patios internos del complejo, donde una relajante y agradable vista de jardines promete ayudar a la rápida mejoría de los pacientes.

Arquitectura sostenible

Si hay algo que caracteriza a las construcciones modernas es que están diseñadas para un aprovechamiento integral de los recursos disponibles.

Los efectos del calentamiento global son nefastos. Hemos trabajado inconscientemente y se ha causado mucho daño al planeta por el consumo desmedido de fuentes de energías fósiles como el petróleo, cuyo uso como materia prima en la elaboración de otros productos ocasiona la emisión de gases de efecto invernadero, los que progresivamente han ido deteriorando la capa de ozono.

En años anteriores, quizás podríamos ver los efectos de esta devastación y contaminación de forma algo lejana y nos habíamos involucrado activamente en actividades a favor de su reversión. Sin embargo cada día son más plausibles los esfuerzos que a nivel mundial los gobiernos de países desarrollados están llevando a cabo ahora que aún hay tiempo para frenar las consecuencias del calentamiento global.

El Centro Hospitalario Serena del Mar advoca a favor de la conservación del planeta con la implementación de tecnología que aprovecha al máximo el uso de recursos renovables administrándolos cuidadosamente para evitar exceder la capacidad regeneradora d los mismos.

Con tal propósito, en Serena del Mar se han hecho ajustes, apuntando para conseguir la certificación LEED Oro para Hospitales Sostenibles.

Que es la certificación LEED?

La certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) es un sistema de certificación que empezó a implementarse en Estados Unidos en 1993 y está basada en la incorporación, en proyectos de construcción, de aspectos relacionados con la eficiencia energética, el uso de energías alternativas, la mejora de la calidad ambiental interior y la eficiencia en el consumo de agua.

Esta certificación otorga puntos a los edificios por el uso de materiales que vayan acorde a los principios LEED ya sean construcciones nuevas, remodelaciones, construcciones existentes mejoradas con la adopción de tecnologías verdes o a la colocación de equipo urbano en escuelas, hospitales u otro tipo de edificios.

El proceso de certificación comprende cuatro categorías de clasificación y los puntos necesarios para obtener cada certificación son

La certificación LEED básica

La certificación Plata (LEED Silver)

La certificación Oro (LEDD Gold) y

La certificación Platino (LEED Platinum).

Los puntos necesarios para optar por cada clasificación son los siguientes:

LEED básica, 40 a 49 puntos

LEED Silver, 50 a 59 puntos

LEED Gold, 60 a 79 puntos

LEED Platinum, 80 puntos o más

Para obtener los puntos se participa, se adoptan e implementan los lineamientos en cualquiera de las categorías disponibles:

Ubicación y Transporte, 16 puntos

Sitios Sustentables, 10 puntos

Uso eficiente del agua, 11 puntos

Energía y atmósfera, 33 puntos

Materiales y recursos, 13 puntos

Calidad del ambiente interior, 16 puntos

Innovación en el diseño, 6 puntos

Prioridad regional, 4 puntos

Con la obtención de la certificación LEED Oro, el Centro Hospitalario Serena del Mar garantiza que un porcentaje de la energía utilizada provendrá de la instalación de paneles solares, lo que le convierte en un hospital 100% ahorrador de energía y agua potable.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Recuerda dejar tus Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2019 All rights Reserved.

Diseñado con pasión por Jesús Rico Vargas